domingo, 8 de noviembre de 2009

Dover, una historia sobre la muerte del rock

A pesar de sus temas tan rocosos, no conozco nadie que nunca haya escuchado alguna canción de Dover del estilo Devil came to me, Dj, Cherry Lee, The weak hour of the roaster y así un largo etcétera. Y siempre había alguna canción que gustaba a alguien, no muchos grupos de rock pueden fardar de ser tan...aceptados, por así decirlo, por el gran público.
La gente en la calle los quería, de eso no hay duda, hacían simplemente buena música.

Hacia 2005...algo cambió.

El año siguiente, concretamente en octubre de 2006, vió la luz su disco Follow the city lights...y a muchos fans se les quedó esta cara.




No diré que es incomprensible, cada grupo tiene total libertad de hacer la música que le dé la gana, supuestamente, aunque por otro lado...hablando como fan del grupo creo que una banda de rock, o bueno, de cualquier estilo, tiene un compromiso con aquella gente que les ha apoyado, les ha seguido, que les quiere y les venera, con los que compran sus discos y los que van a sus conciertos, o simplemente con todos aquellos que al escuchar su música se han sentido identificados de algún modo.


Con esto quiero decir que no es justo para los fans que un grupo de rock como Dover, que eran de todo menos suaves, saquen de la noche a la mañana un álbum de pop electrónico y cambien por completo su manera de ver e interpretar la música.


Y te dices...será un espejismo, el próximo disco será distinto...pero ves sus conciertos más recientes y cómo han cambiado su estilo completamente, versionando hits como los que ya he nombrado y transformándolos en aquello contra lo que predicaban, ¿el ejemplo más claro? Dj, se han arrepentido de aquel.....Dj, don't do this to me.


En 2007 sacaron un recopilatorio bajo el nombre de 2. En él se incluyen versiones electrónicas de sus grande éxitos, una confirmación más que clara de que esto es lo que quieren hacer ahora y no va a cambiar.



"Tenía una idea rondando por la cabeza. Se la conté a Cristina y le pareció bien: componer pensando en la pista de baile. Era algo que me apetecía. En una mañana compuse Let me out. Les entusiasmó la idea y dijeron vamos a meternos en estos fregaos. Si todos no hubieran estado en la misma frecuencia, no hubiera sido posible. Nos lo pasamos bien e intentamos que todo el disco fuera por allí."

Amparo Llanos, guitarrista de Dover.





En fin, les deseo todo lo mejor porque han hecho y espero que sigan haciendo muy buena música. Sin duda yo ya no soy un fan, seguiré escuchando sus viejos discos rockeros y dándole guerra al vecino poniéndolos a toda tralla. No voy a mentir, escucharé mas de una vez canciones nuevas porque no están nada mal, pero sé que no las respetaré como a las de antes.


5 comentarios:

Nereinha dijo...

Sí la verdad es que el cambio que hicieron estos no me gustó en absoluto. Leyendo tu post se me ha dado por rebuscar entre mis discos viejos y he encontrado Late At Night, le daré un repasillo porque la verdad es que en sus buenos tiempos no me disgustaban, ahora...en fín.
Mucha suerte con el blog!! ^_^

Celtic Lau dijo...

Yo fui una de esas de las que se nos quedó esa cara con Follow the city lights...
Y coincido contigo, no es justo que de la noche a la mañana un grupo cambie de esta manera pero bueno, me parece que es pan de cada dia, porq muchisimos grupos hacen lo mismo. Se le llama "volverse mas comercial" para asi vender mas discos..
Otro ejemplo muy claro, aunque a ti no te guste, Fito..

Nos tendremos que acostumbrar no??

Un besitoo

Sauuuuul dijo...

laura, fito es distinto. Fito dejó platero y tú y hizo un grupo nuevo para tocar otra musika distinta.eso si q es totalmente respetable

Celtic Lau dijo...

Pal caso, patatas... Al fin y al cabo viene siendo lo mismo...
Por cierto, si no separas las etiquetas con comas se te quedan en una etiqueta nada mas!! :)

Sauuuuul dijo...

bah ya no las puedo cambiar asik...pa la proxima ya lo sé jaaj

Publicar un comentario