miércoles, 27 de julio de 2011

The drug in me is you - Falling in reverse

"That's why they call me king of the music scene". Extracto de uno de los temas del primer álbum de Falling In Reverse, nuevo grupo del ex-vocalista de Escape The Fate, Ronnie Radke. Y como resumen está muy bien esa frase, ya que de lo que más se puede ver en el disco es...prepotencia y chulería. En ciertas dosis, y más en la escena del rock, esas dos cosas vienen muy bien, pero quizá Ronnie peca demasiado de recurrir al "fantasmeo" para dirigirse a sí mismo en sus canciones.

El álbum trata básicamente de eso, de su autoadoración perpetua y de contínuas "puyitas" a sus ex compañeros de ETF, con los que, como todos sabemos, no acabó muy bien. Para refrescaros la memoria, podéis leer aquí toda la historia relativa a la marcha de Ronnie.


Se habían escrito muchísimas páginas sobre Ronnie, sobre sus planes, sobre su nueva banda y sobre cómo iba a ser el álbum. En una entrevista incluso confesó que saldrían a la luz 2 discos simultáneamente, uno de ellos más hardcore, y el otro más...popero, por así decirlo. De momento solo ha salído uno (desde ayer día 26 está a la venta) y parece que será el único. Muchos nos quedamos con la pregunta en la cabeza de... ¿este es el popero, o el hardcore? En la mayoría de los temas se intuye que, por encima de la vena más underground, ha predominado la búsqueda de melodías pegadizas y de ritmos sin demasiada dureza.

Tenemos un par de temas como son The drug in me is you y Good girls like bad guys, que a mí personalmente, me han sorprendido por el hecho de que (se supone) compuso estos temas durante su estancia en prisión. Mucho odio no tienen, típicas canciones para adolescentes con el corazón roto y ganas de bailar.

Por lo demás, yo destacaría Caught like a fly y Sink or Swim, muy buenas y en las que, cómo no, se dirige explícitamente a sus excompañeros. Para los más headbangers, tenemos Don't mess with ouija boards, la única que quizá recuerde a la vena post-hardcore oscura de Dying is your latest fashion (1er álbum de ETF), aunque para mí tampoco una gran canción.

Resumiendo. Disco que no está a la altura de mis expectativas, pero que aun así seguramente escucharé durante bastante tiempo. No es inmortal como DIYLF, morirá, y solo el tiempo dirá la velocidad con la que esto ocurrirá. Nunca creí que podría hacer una crítica regulera sobre algo hecho por uno de mis iconos musicales y sin duda uno de mis mayores ídolos Ronnie Radke.

Del resto del grupo no hablo, sí, son 5, pero ya que para Ronnie su grupo es él y solo él, no creo que merezca la pena. Pero las guitarras de Jacky Vincent sí que son destacables, suben puntos al álbum (en Caught like a fly me encantan).

Ah sí, se me olvidaba, tenía que recordar aquí el aluvión de respuestas/insultos que recibí tras decir en twitter que este álbum estaba muy por debajo de las espectativas. A esa gente decirle... que os jodan a todos los que no aceptais las opiniones ajenas, flans de mierda. Dejad de comerle el culo a artistas que no darían un duro por vosotros. Patéticos.

Os dejo con el single. Típico video de Ronnie. Mujeres, mujeres eveywhere.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada